Navega el sitio:

Informes y Artículos sobre Educación

Científicos en Acción (Ballenas) - ¿Qué es el Instituto de Conservación de Ballenas?

Índice del artículo

¿Qué es el Instituto de Conservación de Ballenas?

 

Es una organización civil sin fines de lucro, fundada en 1996. Cuenta con una sede operativa en Buenos Aires y con representaciones en las ciudades de Puerto Madryn y Córdoba. En forma conjunta con el Whale Conservation Institute/Ocean Alliance lleva adelante el Programa de Investigación Ballena Franca Austral (PIBFA). Su principal objetivo científico es monitorear el estado de la población de ballena franca austral en el Área Natural Protegida Península Valdés (Chubut, Argentina).

La información científica generada por este Programa es suministrada a las autoridades de gobierno para contribuir a la implementación de planes de manejo y conservación que permitan asegurar la efectiva protección de las ballenas y su hábitat a largo plazo. Trabajando conjuntamente con educadores, el ICB acerca la ciencia a estudiantes a través de programas educativos y por medio de actividades de concientización y difusión promueve el compromiso activo de las personas con la conservación de la biodiversidad en el mar.

 


Visión

“Océanos sanos y un mundo libre de amenazas e impactos humanos negativos para las ballenas”


 


Misión

“Conservar a las ballenas y su medio ambiente a través de la investigación y la educación”


 

Programa de Investigación Ballena Franca Austral

 

Los estudios científicos modernos sobre la ballena franca austral comenzaron en 1970, cuando se inició el Programa Ballena Franca en Península Valdés, Argentina. La fotoidentificación de la ballena franca fue utilizada por primera vez por el Dr. Roger Payne y su equipo de investigación. Este programa científico se ha convertido en el estudio continuo más extenso sobre grandes ballenas, basado en el seguimiento de la vida de individuos identificados y empleando técnicas benignas de estudio. Se han realizado importantes hallazgos sobre la biología y la dinámica poblacional de las ballenas francas utilizando únicamente técnicas benignas, no letales, lo que demuestra que es posible realizar estudios de esta naturaleza sin tener que matar a las ballenas. Actualmente el catálogo contiene más de 2.800 individuos foto identificados, con múltiples avistamientos de familias enteras.

El Dr. Mariano Sironi, Director Científico del ICB expresa: “Durante los últimos cuarenta y dos años, hemos observado que algunas ballenas regresan a Península Valdés, trayendo nuevas crías a esta población. Conocemos de esta manera bisabuelas, abuelas, madres e hijas. Hemos aprendido que cada ballena tiene preferencias sociales y de hábitat específicas. Cada ballena es única y especial. Y esto sólo puede aprenderse estudiando a las ballenas en vida y durante largos períodos de investigación continua, lo que hace que cada año sea más enriquecedor que el año anterior.”

Estudiar las historias de vida de individuos conocidos durante las últimas cuatro décadas constituye una herramienta de valor incalculable para su protección y la de su hábitat. A partir de las historias de vida de cada individuo podemos entender las necesidades ecológicas de las ballenas a nivel poblacional, identificar posibles amenazas y contribuir con estrategias más efectivas para su conservación y la de su medioambiente. Desde 1970 hasta el presente, la información científica generada por este programa es volcada en estrategias locales y regionales de conservación de cetáceos y en programas educativos.

Recomendanos en las Redes Sociales

FacebookMySpaceTwitterDiggDeliciousStumbleuponGoogle BookmarksRedditNewsvineTechnoratiLinkedinMixxPinterest